Mi primera experiencia transexual: dando por el culo en la puta mili ( Segunda parte )

Relatos eróticos: Me gustan los travestis o no? Mi primera experiencia transexual en la puta mili ( Segunda parte )

Galeria de fotos de Nicole Noguera 8La primera vez que ví a Ramona pensé que era un pibonazo de ver y no tocar. «Ostias que hembra!» exclamé. Peró no, no era exactamente un pibonazo, un colega me dijo que tenía sorpresa, pero entre chupitos y copas no me lo creía, pensé que se cachondeaba y me dijo que probara como en Cocodrilo Dundee, que le tocara el paquete. Asi que ni corto ni perezoso me crucé la barra y fuí para allá, estaba con un grupo de élite, sargentos chusqueros y alfereces y un teniente guarrete que siempre andaba con la tropa.  A medida que me acercaba y veía ese culazo con su tanguita bajo un pareo transparente me iba poniendo más cachondo sólo en pensar que le iba a meter mano al chocho o lo que fuera y que iba a quedar como un héroe entre los colegas como en la película. La musica House iba in crecendo al igual que mi pelotazo, estaba a escasos 2 metros, cuando vi como el teniente me miraba y en ese momento Ramona se giró y me miró a la cara dedicándome una cruel y hermosa sonrisa que me atravesó…. Petrificado, me quedé petrificado incapaz de hacer nada. Me vólví como perro con el rabo entre las piernas y seguí con mis copas y chupitos sin poder sacarme de la cabeza esa mirada y esa boca carnosa y ese culo, me daba igual que fuera un travesti o una tia buena, quería follármela!

Tardaron semanas en que cruzara una palabra con Ramona, me quedaba cortadísimo cuando la veía en el Tucán, cada vez que entraba se apartaba la peña como si fuera una pornostar deseada pero intocable. La mayoría de las putillas del local te hacian una pajilla por 1000 ptas de las de antes, y por 3/5mil pelas te las follabas, lo mismo con los travestis, pero Ramona no, eso era para los VIP, nada de pajillas. Por 30/50 mil pesetas te la follabas y te follaba pero aún así debias ser clase VIP entre los militares o gente adinerada. Ramona era el paraiso del lujo y el folleteo en el Pub Tucán.

Así que un día entre varios nos propusimos juntar pasta y follarnos a Ramona entre todos, contabamos con el factor morbo de que sería una orgía, 3 pollas para Ramona, para contrarestar nuestra falta de glamour. Ahí fué cuando me decidí una noche, no sin antes tomarme 4 cubatas y unos 7 u 8 chupitos; juntamos 36mil pelas, unos 216 euros de ahora. Me acerqué como otras veces a ella, y esta vez sí que salió algo decente y entendible de mi boca tal que «Te tomas un copazo con mis amigos?» Nada original, claro, pero tampoco puedes ir por ahí diciendo, «Por 30000 pelas follarías con los 3?» digo, quizas hoy día la cosa sería diferente pero no por entonces. Para mi sorpresa ella aceptó y se vino con los 3, en aquel momento flipamos, la tia más impresionante del local estaba con 3 pringaos como nosotros, sí! sí! y nos la ibamos a follar!! sí! o eso creímos, porque cuando cerró el local allá por las 2 de la mañana nos fuimos todos a un hotelito cercano típico para estas situaciones. Ramona cobró antes de hacer nada, su tarifa eran 30 por barba pero le ponía que fueramos 3 pelones, asi que aceptó nuestra oferta, pero con la condición que ella mandaba. «Ostias neng» decía el Manel, un catalán de un pueblo de Girona, de AmpuriaBrava, «que esta nos folla y no podremos andar en días que tiene un rabo de rompe y rasga». «SSS Chitón!!»- le dije-«Calla, tu dí que sí a todo que a esta tia buena con rabo o sin, nos la follamos entre los 3 y del gusto que le damos nos devuelve la pasta y mañana repetimos»... Joder! Lo que hace el alcohol, nos hace superhombres y nos creemos con la verdad absoluta. La Ramona tenía unas tetas impresionantes, cuando se quitó la blusa y el sostén sólo podíamos hacer que babear, el Manel se corrío cuando le frotó el paquete y le mordía la oreja, mojó el calzoncillo como un crio, eso sí la Ramona era especial, le susurró «Anda pequeñin, lavate la pollita y recuperate que con 2 no tendré suficiente» Eso le levantó el animo porque el chaval se había quedado como un panoli tras correrse.

El Marcos era el segundo en discordia, de Valencia, buah! tardó poco en sacarse la polla; el cabrón tenía una buena herramienta, pero la Ramona ni lo tocó, se vino a por mí y me desabrochó lentamente mientras me frotaba sus tetazas, me dejó en pelotas, estaba superempalmado y empecé a tocar sus pechos cuando nos agarró a los 2 las pollas y nos las apretó con fuerza como si quisiera agrandarlas «Hija de … «exclamé. La Ramona era un trans dominante, daba y recibía pero imponía sus normas, ponía firmes a las pollas como si de reclutas se tratara, quizas por eso iban todos los mandos con ella, para que les mandaran un poco en la cama.

putamili Mi primera experiencia transexual: dando por el culo en la puta mili ( Segunda parte )

Después del susto, empezó a comernos la polla, joder que gusto, parecía que se comiera un Chupa Chups con una delicadeza que no había experimentado con ninguna tía. Y la mamona sabía estimular en los puntos que debía con sus manos y su boca. Como buenos reclutas nos corrimos los 2 enseguida ante el asombro de Ramona que esperaba más de nosotros, sin embargo la inexperiencia se compensa con la juventud que en breves segundos nos puso firmes de nuevo. Mientras eso sucedía Ramona agarró a Marcos por el culo y le penetró, «Uahh» un grito de dolor salió de su boca, creo que lo acababa de desvirgar, pero el mamonazo no había dicho nada aunque tal vez los porros de maría que se habia fumado mezclados con el alcohol hicieran que no se enterara que le iban a poner el culo como un mandril. Mientras se lo follaba aparecía Manel como un valiente dipuesto al segundo asalto, y la Ramona comenzó a comersela mientras yo me pajeaba para seguir la fiesta.

Comencé a tocarle el culo mientras ella le metía al valenciano y se la comia al catalán, nunca había penetrado el culo de un travesti pero aquel culo redondo, duro y respingon tenía magnetismo, la piel de Ramona era suave y tersa como la seda, morena todo el año fuera por la playa o por los rayos uva, eso sí con cremas hidratantes y lo que fuera, la piel de aquel travesti era tan excitante al tacto que sólo rozarla te ponía a 100 así que no lo dudé más, entré hasta el fondo y … premio!

La fiesta siguío durante un par de horas, el Manel acabó comiéndole la polla a Ramona, algo que nunca había hecho pero que marcó su orientación sexual en lo que siguió de mili, el Marcos era un vicioso de cojones, tenía delito el muy cerdo, pero tenía muy claro que le iban las tias, … y algunos travestis. En mi caso, llegó un momento en que Ramona me giró con delicadeza entre morreos y tocamientos, pero en cuanto noté aquel pollote en el culo, algo reaccionó dentro de mi, y me destrempó de golpe, … no podía, no, por el culo no! No sabía porqué, si la tradicion, mi cultura heterosexual, mi pudor, o mi mente bloqueada, pero no podía. Me hubiera tirado a esa puta transexual todos los días, babeaba por ella cada vez que aparecía en el Tucán, disfruté como un bellaco dándole por el culo y corriéndome en sus tetazas, pero por mi culo no.

Después de aquello no volvimos a citarnos con Ramona, habíamos hecho un gasto excepcional para juntar la pasta y ella lo mismo con nosotros, pero cada vez que nos cruzabamos con ella en el Tucán, pasaba su mano a media altura tocándonos el paquete a los 3 cuando nos veía sentados en la barra del bar y se marchaba con algún cliente. El Manel volvía a correrse encima y los 3 nos poníamos como una moto, nos bebíamos otro chupito y volviamos al ataque a ver quien follaba más aquella noche.

Si te perdiste la primera parte del relato entra aquí


Cuando miro a esta travesti rubia tan femenina me recuerda a Ramona!

Tremendo culo!

Descargar video de travestis

Nota I: VideosPornoTravestis.com mantiene la confidencialidad de los autores de los relatos eróticos que publicamos.

Nota II: Si copias, plagias o duplicas nuestros relatos rogamos cites esta fuente

Mi primera experiencia transexual: dando por el culo en la puta mili ( Primera parte )

Relatos eróticos: Me gustan los travestis o no? Mi primera experiencia transexual en la puta mili ( Primera parte )

nicolenoguera 0 200x300 Mi primera experiencia transexual: dando por el culo en la puta mili ( Primera parte )Después de 2 divorcios, pasar 2 pensiones y tener 2 hijos debería preguntarme por mi orientación sexual, en verdad que no me gustan los tios, no soy gay, no me van los cuerpos masculinos, y sin embargo, me causa un morbo especial follarme un travesti, con el cuerpazo de una mujer y que te la chupen como un tío sabe, nadie mejor que un transexual para que te coma el rabo, mucho mejor que ninguna tía.

Por otra lado me causa pudor que intente penetrarme o tocarme el culo, que ni se le ocurra, eso sí reventarle el ano a un travesti me pone como uno moto. Vamos me ponía tanto que cuando llegaba a casa aún quería más y mi ex-mujer alucinaba con mis arrebatos sexuales, tanto que llegó a pensar que estaba enfermo, .. bueno, eso la primera ex-mujer, mi segunda ex-mujer a la primera me caló y me preguntó «desde cuando me engañas?» aunque creo que también influyó un arañazo en la espalda que me hizo el travesti cabronazo de un putiferio una noche de San Juan.

Esto me da que pensar si me gustan los travestis o no, si tengo una especie de obsesión extraña por el sexo o me van las cosas raras, porque la mayoría de amistades que tengo que les gustan los transexuales les va que les den por el culo a ellos tambien y chuparle la polla al travelo de turno, pero a mi no, ni me planteo chupársela, pero me encanta que me la coman, debo tener alguna especie de inseguridad que manifiesto dándole por culo a los travestis y digo travestis y no mujeres, porque no me sucede con las mujeres lo mismo, no tengo ese deseo de penetrarlas por el culo y que me la coman hasta reventar mi pene de placer y frotar la lefa por su boca. Con las chicas tambien soy dominante pero en otra forma.

putamili Mi primera experiencia transexual: dando por el culo en la puta mili ( Primera parte )Debo remontar en el tiempo para explicar mi primera experiencia sexual transexual a la puta mili, si sí esa cosa que ibamos antes como burros a perder un año de nuestra vida y que te servía para dejar novias, estudios, empezar a fumar o beber si no lo habias hecho ya antes y para desvirgarte en el menor de los casos y hacerte un hombre. Ah! que tiempos aquellos en los que te puteaban a base de disciplina y aprendias a valerte sólo sin papa y sin mamá. Por aquel entonces no había la libertad sexual y de expresion que hay hoy día en el S.XXI, la sociedad ha avanzado y es mucho más tolerante, si bien entonces se toleraba cualquier cosa la verdad es que todo se hacía entre bastidores, en el armario vamos. El caso de travestis y transexuales quizás esté un paso atrás aún y no se vean igual pero llegará el momento de su liberación igual que ha sucedido con los gays. En aquella época recuerdo que eramos unos crios y la vida sexual de la gran mayoría era pajearse día sí día tambien, lo que hubieramos dado por tener internet, asi que lo poco que había eran las revistas durante las guardias y cuatro locales de copas y putiferio donde acudíamos la tropa.

Y la historia se dió en el Pub Tucan, joder que antro de tropas de militares borrachos y rapados, hambrientos de sexo y deseos de correrse sólo con tocar unas tetitas de cualquier golfilla que se pusiera a tiro.  Y es que tener 19 años ni con bromuro en las natillas ni nada de lo que te pongan en la comida pude frenar 18cm de pene, de pura energía que se pone tan dura que muchas de las posturitas que deseas hacer o has visto hacer te son imposibles. Tras pasar varias experiencias con las más golfas del local y pillar alguna que otra porquería, … normal; una noche entre varios pelones planeas que nos la chupe el travesti de turno del local, pero ojo no penseis que es un mindungui y un cualquiera no, probablemente la persona más sensible del local, la más viciosa pero la más tierna de todos los que allí nos reuníamos a emborracharnos. El Tucán tenía varios travestis reconocidos y habituales, la mayoría unos pobres diablos travestidos  que se vestían lo más femeninamente posibles pero sin nada de tetas y silicona, sin embargo en todo ambiente hay una excepción y esa era Ramona. Ramona, que bonito nombre, no como ahora que si Jessica, Thara, Audrianna y nombres que ni se pronunciar, no no, Ramona tenía cara de mujer, muy femenina ella, brazos delicados, culo respingón y operada como ninguna. Ya la habiamos visto en la playa y muchas chicas incluso envidiaban sus pechos. De su rabo también se hablaba, unos que calzaba un 22, otros que quería operarse y otros que se había operado. El misterio rondaba siempre a Ramona, y es que tenía un culo, ostias que culo!

Continuará…

mili Mi primera experiencia transexual: dando por el culo en la puta mili ( Primera parte )

Cuando miro a esta travesti rubia  tan femenina me recuerda a Ramona!

Tremendo culo!

Descargar  video de travestis

Nota I: VideosPornoTravestis.com mantiene la confidencialidad de los autores de los relatos eróticos que publicamos.

Nota II: Si copias, plagias o duplicas nuestros relatos rogamos cites esta fuente